La historia detrás de ‘El Baño’: una película en cuarentena

Por: Germán Rojas
@garmalack

El 3 de mayo de 2020 el director colombiano Harold Trompetero anunciaba a través de sus redes sociales la realización de la primera película hecha en cuarentena, con el lema #AquiNadieSeVara, expresión común en Colombia para motivar la resiliencia de una persona. Un mes después de dicho anuncio, la producción es una realidad: una comedia titulada El Baño: el refugio en la cuarentena y con tráiler oficial.

La idea le surgió a Trompetero luego de una campaña institucional sobre el confinamiento que le encargaron. La tuvo lista en solo cinco días, lo que le llevó a pensar que hacer una película en estos momentos no era imposible. Al ver que el gremio audiovisual estaba muy quieto, vio la oportunidad de enviar un mensaje de cómo debemos adaptarnos y una luz de alivio para muchas personas con las que trabaja.

El director, conocido por sus más de 20 películas, en su mayoría comedias ligeras (El Paseo,  Muertos de susto, Mi gente linda, mi gente bella), decidió emprender el proyecto tomando como premisa las situaciones que han vivido muchas personas en este confinamiento, la convivencia con la familia, la pareja o amigos y cómo esto se ha convertido en detonante de conflicto y a su vez de divertidas situaciones. De allí que no exista un espacio donde respirar y librarse de las presiones, convirtiendo al baño en ese lugar único donde hay libertad individual para desahogarse. “Todos hemos perdido la privacidad (si no se vive solo) no hay lugar para estar en intimidad, llorar, gritar o descansar. El único sitio que medio ayuda a estar con uno mismo es el baño.”  comenta el director. 

La actriz colombina Aida Morales. Foto: EFE

De esta manera plantea una historia sobre las vivencias paralelas de 10 amigos de la universidad quienes 15 años después de graduarse mantienen comunicación, pero ahora, desde las circunstancias de la pandemia.

En un principio el proyecto arrancó sin financiamiento, sin embargo, a los pocos días llamó la atención de Cinecolor Colombia, que apoyó financieramente. A su vez, la Oficina de Cinematografía del Ministerio de Cultura ayudó en la agilización de trámites y procesos que normalmente duraría meses.

Con respecto a la realización, el director y los actores manifiestan que todo fue un reto, una constante experimentación al grabar con los celulares y todo desde de casa. El guionista Alejandro Matallana escribió en cinco días la historia de 118 páginas, la cual luego ajustó al paso junto a Trompetero, teniendo en mente a los actores con los que querían trabajar para lograr lo que deseaban. Invitaron a gente que conocían y amigos con los que tenían toda la confianza, como fue el caso de Marcela Carvajal (Diástole y sístole), los youtubers Maleja Restrepo y Tatán Mejía, quienes habían trabajado con el director en un anterior filme (Mamá al volante) y de esta manera con los 15 actores que conforman el reparto.

Imagen tomada de Instagram. Cuenta oficial @elbanopelicula

Luego se planteó dirigir a través de videollamadas, pero resultaba engorroso y difícil de manejar, por lo que se establecieron conferencias virtuales en las mañanas para leer el guión y dar parámetros a los actores, quienes se autograbaron con sus propios celulares, inclusive sus acompañantes y familiares ayudaron, convirtiéndose en actores naturales o parte de equipo de producción. En las noches se enviaba el resultado al director, quien revisaba junto al Paul Cataño, editor y asistente de dirección de la película. Si veían que algo debía corregirse, el material se devolvía al actor para que lo rehiciera. En la recepción del trabajo, Trompetero se encontró con propuestas maravillosas por parte de cada actor, lo que lo llevó a definirlo como un proyecto colaborativo, un rodaje personal e íntimo.

Finalmente, con una duración de 85 minutos, El Baño: el refugio en la cuarentena, continúa su fuerte promoción, tanto en medios sociales como tradicionales. Planea ser estrenada en salas de cine en agosto; con la esperanza de que el gobierno de Colombia de el aval de apertura, de no ser así, el mismo Trompetero manifiesta que esperarán el tiempo necesario hasta que todo pase y pueda ser exhibida en la pantalla grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *