La artesanía como viaje de descubrimiento
La artesanía como viaje de descubrimiento

La artesanía como viaje de descubrimiento

Por: María Gómez
@incognitaazul

La primera obra maestra de Álvaro Delgado Aparicio es Retablo (Perú, 2017), una película que, mediante una historia de amor entre padre e hijo, permite al director llegar a la raíz de los deseos más profundos del ser humano. 

El conflicto central es la pugna entre el apego y la decepción que tiene Segundo frente a su padre Noé y, es a través del amor y del retablo (la artesanía) como Segundo encuentra la forma para reparar la imagen que tiene de su padre. Esto le permite cambiar el punto de vista frente a la sexualidad de su padre, llevándolo a la aceptación del hecho.

La película representa el cotidiano inmerso en festividades, religiones, herencia cultural en comunidades andinas, apoyándose en paisajes coloridos y disímiles en donde también, dentro de tanto contraste, trabajo en equipo y diversidad, puede habitar una oscuridad que nos impide aceptar el diferente (entendido como aquél sujeto de la sociedad que representa una antítesis a todo lo que es considerado normal de la vida en sociedad), optando por el camino de la violencia. 

El largometraje engloba una puesta en cámara minuciosamente calibrada a través de transiciones por medio del sonido, planos simétricos; en general, un especial cuidado de todo lo que se ve en la pantalla, inclusive, a medida que el conflicto moral de Segundo se va desarrollando (descubrir la verdad sobre su padre), la tensión del personaje se muestra con travellings que en las primeras escenas no se habían visto, caracterizadas por escasos movimientos de cámara.

La primera acción que se ve en la película (Segundo usando su mente para guardar y captar todo lo que tiene que retratar después en el retablo), podría ser una analogía al cine; el director dice “la cámara la tienen los retablistas en la mente”, refiriéndose a la perfección que se entremezcla con el quehacer  de un retablista y lo que se ve en pantalla, acompañada con diálogos intimistas.

El disgusto que quizás como espectador se puede sentir con tanto uso de plano medio, el cual encierra el ojo y limita la visión precisamente al quehacer de la artesanía, también influye en el tiempo en desarrollar el conflicto y tiende a darle un ritmo pesado; sin embargo, es interesante cómo se juega con el hecho que uno de los personajes y el espectador conoce el conflicto, y el resto de los personajes no.

El subtexto de la película es necesario, vigente y universal; cómo una sociedad llena de diversidad y cultura no comprende la diferencia y castiga lo que no entiende. Cómo los pecados y deudas se transfieren de generación en generación, similar a  una condena. Este es el abismo que cruzará Segundo para descubrir su visión y entender el mundo que lo rodea.

Disponible sin costo en el ciclo de cine «Rumbo al Ariel» de la AMACC (Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas), y por suscripción en Netflix.