¿Qué significa ser mujer?

La vida invisible - Celuloide Latino

Por: María Gómez
@incognitaazul

La vida invisible de Euridice Gusmão es una película del 2019 dirigida por Karim Aïnouz (Brasil), la cual cuenta la historia de dos hermanas (Guida y Euridice), cuyo amor se transforma al vivir el sentimiento de pérdida de no volverse a ver nunca más después de que Guida toma la decisión de irse a Europa con un marinero. Será entonces un amor que perdurará en el tiempo sin lugar al olvido, ni siquiera en la muerte. El filme está basado en el libro homónimo de la periodista Marta Batalha . 

Podría resumir esta película como aquella búsqueda eterna de un amor que transporta ilusiones de un hogar y calidez, sensaciones que desde que las dos hermanas separan sus caminos, se desvanecen. Por ende, la pérdida, el dolor, el amor y la desesperanza son sentimientos que definen la historia, las cuales desde el primer momento se materializan, no sólo en la imágen, sino en la actuación, en la música incidental y en aquella voz en off que vamos descubriendo y reconociendo; no son pensamientos o un narrador al azar, si no todas las cartas que Guida le escribió a Eurídice pensando que algún día las leería. 

La trama se estructura a través de la vida de cada una de las dos hermanas, y a su vez se marca desde el antes del descubrimiento de su sexualidad hasta el después. Vemos un viaje de reconocimiento del exterior y de su rol como mujeres, en el cual descubrirán qué significa ser mujer en el contexto en el que se desenvuelve cada una. La película entonces se marca por una paralelidad entre la complejidad de existir juntas y vivir separadas. 

Hay un aspecto importante le brinda al filme una atmósfera de frescura y vitalidad; la relación entre ser humano y naturaleza, peculiaridad que desde el primer frame se puede percibir. También es un filme que concibe conceptos como la imposibilidad del aborto, de divorciarse y de ser madre soltera. Todo esto, porque se ubica en 1950, lo cual es fácil de discernir a través del vestuario, la ambientación y el rol de la mujer en la sociedad (una mujer que debe mantener su virtud hasta el matrimonio, aquella que debe encargarse de satisfacer los deseos de un hombre y, por sobre todo, encajar en la sociedad). Estos conceptos se construyen bajo un patriarcado que se lee violento a lo largo de la película, en el que las mujeres representan una resistencia bajo tales mandatos. 

Es importante ver cómo Guida y Eurídice representan una mujer fuerte y decidida en diferentes clases sociales y contextos; por un lado, Eurídice es una talentosa pianista que renuncia a su sueño por complacer a su esposo y cumplir su rol de mujer reproductiva, y Guida, quien sucumbió a los encantos de un hombre que la abandonó para ser madre soltera. Al estar la madre de las dos hermanas, quien tuvo que estar bajo la sombra de su esposo, la película es un retrato de las familias construidas bajo la voz de un hombre. 

Hay una metáfora visual con el agua, la cual se materializa en la escena donde Guida ve a su padre a través de una pecera; ésta representa a Euridice y Guida, quienes tuvieron que aprender a vivir como un pez en un océano gigante, llevadas por la corriente. También el amor parece ser un símbolo de descontrol que se expresa en cámara lenta, la reverberación en el sonido y la predominancia de los colores verdes. 

Los colores que predominan van desde el azul hasta los verdes; es interesante cómo al ser colores fríos representan la soledad de las dos hermanas y el inconformismo que respiran. El único aspecto que parece opacar aquella perfecta simbiosis entre el arte y el color, es el rol de la cámara que es meramente observadora: no se siente como una cámara que narra, sino más bien que acompaña. 

Toda la vida he pensado que las películas llegan a nuestros ojos en algún momento justo, y este filme particularmente recuerda lo difícil que es ser mujer en Latinoamérica, cómo es vivir con una dualidad entre una vida que es visible ante los ojos de los otros y una que el otro desconoce. Sin embargo, lo más importante es resignificar ese sentido de tener una vida invisible que se vuelve llevadera a través del amor, lo que me lleva a citar una de las frases más significativas del filme: “La familia no es sangre, es amor”.

Alquílala registrándote y disfruta de La vida invisible de Euridice Gusmão a través de nuestra alianza con Eyelet:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *