Caos y miedo
Caos y miedo

Caos y miedo

Por: María Gómez
@incognitaazul

Más que una crítica o categorización profunda sobre lo que compone el filme Desobediencia o cómo entrenar gallos de pelea (2019) escrita y dirigida por Juan Pablo Ortiz, este escrito es un acercamiento a lo que propone desde su título. Sin embargo, encuentro varios detalles que son pertinentes de exponer, entre ellos la osadía de descubrir diferentes formas de narrar a través del formato (VHS) y encontrar una estética de lo que se podría definir como “lo no agradable”, la inexistencia de la música incidental (que ayuda a apoyar lo antes mencionado) y la importancia del discurso que explora y expone. Por todo esto, la película no es una que pretenda desaparecer de la memoria; tiene el propósito de entrar en lo más recóndito del espectador y quedarse revoloteando para generar nuevas reflexiones. 

Su discurso se concibe entre la suma del deseo de un cambio de espíritu más la inmolación del mismo, lo cual resultaría en la desobediencia (cambio de espíritu + inmolación = desobediencia). A través de esto, el director afirma que desobedecer es enfrentar lo que nuestro espíritu siente que está mal. 

Desobediencia pone en tela de juicio cómo se genera una revolución en el individuo a través de experiencias crudas y de una realidad que se siente ajena. Todo esto se evidencia a través de un grupo de personas que se tildan a sí mismos como anarquistas; tienen una perspectiva lúgubre y oscura del mundo en el que viven, aspecto que se muestra en sus acciones e idiosincrasia. Son quienes luchan por adaptarse a través de ‘una filosofía de la nueva humanidad’ creada por ellos mismos. De esta forma, el filme plantea que el ser humano deberá abandonar el letargo eterno en el que vive y al despertar ‘buscar la libertad en la muerte o en el cambio del espíritu’. 

Todas estas acciones, que se resumen en aquella necesidad de no pertenecer, se ven argumentadas en el ensayo de Desobediencia civil de Henry Thoreau, en el cual también se basa la película. Son entonces un grupo de personas que se ven obligadas a tomar ciertas decisiones poniendo a prueba su moralidad a través de un dogma entre el grupo anarquista, retratado en el filme y que evidencia la forma en cómo se conciben las instituciones (la familia, el colegio, el gobierno, las empresas) con su impetuosa construcción en la que el hombre está bajo coacción y miedo. Así pues, las preguntas iniciales del quehacer humano mutarán y se  encontrarán con  aquella necesidad antes mencionada, para al final darse cuenta que “ la solución es que no hay solución”. 

Entonces, la razón de la anarquía expuesta en el filme se entiende a través del cuestionamiento de todo lo que nos rodea, se entrena la mente desde la vulnerabilidad, desde la búsqueda eterna de la razón de la existencia y entendiendo a la mente como un arma: “un arma no como instrumento para la guerra, sino como un instrumento que cambiará a la humanidad”. 

Desobediencia o cómo entrenar gallos de pelea es la opera prima de Ortiz; estrenada el 13 de diciembre de 2019 en salas de cine de Colombia, fue beneficiaria del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico FDC, con participación en el Festival Experimental de Bogotá – Cineauptosia y la Muestra Colombia Sur, Suecia – Noruega. 

Mira esta película online a través de nuestra videotienda en Movies.

Trailer: