La huída

Critica de Los Nadie - Celuloide Latino
Crítica de Los Nadie (2016), de Juan Sebastián Mesa

Por María Gómez
@incognitaazul

La ópera prima de Juan Sebastián Mesa es Los Nadie, un retrato crudo y real de cinco jóvenes (Manu, Pipa, Mechas, La Rata y Ana) que viven en las alturas de Medellín, donde se vuelven invisibles. El filme corresponde a una ilusión de huir y a una  necesidad de aquellos jóvenes de renunciar a sus raíces para emprender la búsqueda de un nuevo camino, de nuevas experiencias y de ese espíritu libre que los atañe para encontrar la “revolución mental”, que en la película se expresan en una tierra que no les pertenece, que no es la de ellos.

Es importante resaltar que este grupo de personas escapan de esa realidad que los ata a través de la escena del malabar, del graffiti y del tatuaje, oficios mediante los que consiguen dinero y cumplen sus sueños.  Entonces, también es una lucha contra las instituciones que cohiben la expresión y la creatividad; en este caso, se representa o se vuelve tangible con la relación de los jóvenes y sus padres o tutores. 

Juan Sebastián Mesa afirma que el nombre de la película se debe a un poema de Eduardo Galeano titulado Los Nadie, el cual habla de las personas invisibles de la vida cotidiana. Así pues, la película se apega a la naturaleza del relato al contar la historia de un grupo de jóvenes que tienden a ser invisibles en una sociedad que no los entiende. 

La película se vale de la diversidad de historias y dolencias de los personajes que se resuelven en diálogos sencillos y naturalistas para representar un cotidiano sin intervención y una sola realidad; la decadencia de aquellos “nadie” que sobreviven a un diario vivir  que no sienten como propio. Para lograr este objetivo, se recurre a actores naturales, un punto clave para lograr esa verosimilitud que se transmite en la pantalla. 

La narrativa se apoya en metáforas que permiten contribuir a la construcción de la premisa de la invisibilidad y el encierro; por ejemplo, el pez es la metáfora del encierro de Manuela y un pájaro en una jaula representa el aprisionamiento en el que Ana vive, y vuelve a aparecer cuando Nando vende la moto. Otro elemento que destaca es la paralelidad de la historia y un montaje de tiempos alternados, ya que al final se descubre que los caminos de los personajes que al principio se muestran diferentes y apartes, terminan cruzándose por el mismo deseo de huir.  

Aunque es una película de ficción, se alcanza a percibir un tono documental, que se ve en el toque de punk en determinadas secuencias; en la llegada de la policía, en un grupo de personas tomando cerveza y en una mujer que vende tinto en la calle. 

No es una película que propiamente cautive ni contribuya al campo de experimentación e innovación en planos o encuadres exquisitos; predomina la cámara en mano, los planos medios y un blanco y negro (que según Juan Sebastian Mesa fue para retratar la monotonía de los personajes). Se trata de una apuesta de un cine orgánico y fresco que tiene el potencial de convertirse en una película favorita para los espectadores no por su aspecto técnico, pero sí por su historia y sus personajes que generan empatía a tal punto de crear una identificación. 

Hay dos secuencias de Los Nadie que sí o sí cautivan y dejan un montón de sensaciones; una de ellas es cuando Manuela le lee un poema de Martha Medeiros a la mamá;  al oírlo se siente como un grito de deseo de querer vivir al máximo y sin ataduras, algo que quizás Manuela está sintiendo. Otra de ellas es la secuencia cuando El Mechas tiene que cruzar una frontera invisible que se forma por una de las pandillas; es un retrato de una violencia verbal y física en el que también se vuelve tangible el abandono de un país, de una familia y de unos amigos. Ahí, en esa secuencia, la realidad supera la utopía de huir. 

La música incidental también tiene mucho que ver sobre la representación de esa realidad. El punk, con canciones de O.D.I.O ( la banda musical), es un género que al final habla sobre esos personajes sin voz, de un mundo de marginados, de los desentendidos. Además, el personaje del Pipas es interpretado por uno de los músicos de la banda, Luis Felipe. 

“El material que fabrica nuestros sueños… el puto dinero”. Es una crítica sin tapujos al dinero y una oda a la vida real. 

Mira Los Nadie online a través de nuestra videotienda en Movies.

Trailer: