Puedes huir de todo, menos de tu pasado

Ciro y yo - Celuloide Latino

Crítica de Ciro y yo (2018), de Miguel Salazar

Por Kathia Jiménez Alegria
@Alegria_Kath

Hay realidades que el cine latinoamericano no puede dejar pasar y que las refleja a partir de nuestra Historia. Ciro y Yo (Colombia, 2018), es un documental dirigido, escrito y fotografiado por Miguel Salazar, el cual nos habla de Ciro Galindo, un hombre que representa “la Historia de Colombia, ya que a donde él ha ido, la guerra lo encuentra”. 

Nacido en 1952 en Tolima, Colombia, Ciro es un nómada que desde niño ha tenido que huir de la guerra, soñando con vivir en paz. Tras desplazarse varias veces, se asienta en La Macarena. Así forma una familia con Anita, su esposa y sus hijos John, Elkin —o Memín— y Esneider. Trabajando para el turismo local, conoce a Salazar, con quien establece una amistad a raíz de la muerte de John. Sin embargo, la guerra lo vuelve a encontrar. Elkin es reclutado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) siendo apenas un niño de 13 años, lo que obligó a Ciro y su familia a huir justo cuando la violencia en Colombia se había tornado más dura. Salazar nos lleva a acompañar a Ciro en su recuento y en su presente para mostrarnos cómo la guerrilla, los paramilitares y el Estado le han querido arrebatar su sueño de vivir en paz. 

Si bien este documental inserta tópicos complejos, son parte también de la realidad latinoamericana: el desplazamiento forzado, la producción de estupefacientes como recurso económico, o el reclutamiento infantil en situación de guerra. En una entrevista, el director contó que antes de trabajar en el proyecto quería retratar la historia de Elkin “un niño que se fue a la guerra”, mas no se sentía capaz de escribir el guion. Así, menciona que “el cine habla de experiencias”: no podía contar la historia desde sus vivencias porque no fue niño soldado, y tampoco había logrado contactar con alguien que le narrara a fondo su historia.

No obstante, hay producciones latinoamericanas que abordan el tema de los niños en la guerra. Luis Mandoki expuso la infancia de Óscar Torres en la guerrilla salvadoreña con Voces Inocentes (2004), siendo éste último el guionista del filme. Aunque no es la trama principal de Sin Señas Particulares (2020), Fernanda Valadez muestra a un niño insertado en las filas del narcotráfico, otro problema que genera violencia y aspiraciones de mejor vida para sus militantes en el subcontinente.  

A pesar de que las FARC están desmovilizadas, es el conflicto armado que más ha afectado a los niños. Los ha insertado en un mundo de violencia, de robo y de abusos sexuales, a cambio de la promesa de una mejor vida. En un artículo emitido por la Fundación Ideas para la Paz, se indica que es muy difícil poder calcular las cifras aproximadas de este reclutamiento, ya que duró más de 50 años: “del 7 de agosto de 2002 al 24 de Abril de 2020, 5.524 niños y niñas se han desvinculado de los grupos armados”.  Elkin perteneció a esta cifra. Ciro señala que su intento de reinserción en la sociedad se encontraba lleno de peligros, donde el Estado jamás le garantizó seguridad para su integración. Es así como Elkin y otros tantos latinoamericanos, fueron un instrumento de la guerrilla y del Estado para lograr sus objetivos.

Salazar, a través de Ciro, expuso la violencia y el dolor que han aquejado a los colombianos por más de cinco decenios. Conforman historias complicadas, llenas de matices, como Astrid Rondero —coguionista de Sin Señas Particulares— mencionó en una entrevista, “no es tan sencillo como pensar que hay víctimas y victimarios”. Ver Ciro y Yo es ver y recordar esas historias que componen las fibras más sensibles de nuestra sociedad, que no nos dejan huir del pasado, y tampoco permitirnos el olvido. 

1 González Cepero, Paola et. al., “Desafíos persistentes y sin respuesta”, en González Cepero, Paola et. al., El problema del reclutamiento y la utilización de niños, niñas y adolescentes. Desafíos y respuestas urgentes., Colombia, Bogotá, Fundación Ideas para la Paz, Notas de Estabilización No. 2, Octubre 2020, p. 8. 

Alquílala registrándote (tu primera película es gratis) y disfruta de Ciro y yo a través de nuestra alianza con Eyelet: